16 de mayo de 2014

RCI o un nuevo término para definir lo mismo…

RCI o un nuevo término para definir lo mismo…


noticia_NegativaNoticia Negativa.
El pasado miércoles 16 de abril aparecía en EL 
PAÍS un artículo de opinión titulado La "triple 
R" corporativa que llamó mi atención. Sus 
autores, José A. Herce y Andrea Bonime-
Blanc, critican a lo largo del texto lo que ha 
implicado e implica la RSC y parecen abogar por 
un nuevo concepto: la RCI o Responsabilidad 
Corporativa Inteligente.
Me gustaría empezar diciendo que comparto 
muchas de las reflexiones que ambos hacen 
sobre la RSC y que me gusta el modo en que lo 
expresan pues,  como ya apuntaba en 
mi anterior escrito en el que aludía a la crítica sincera y responsable de Rosa Alonso, 
considero muy necesario que empecemos a  hablar alto y claro sobre la RSC para 
posicionarla exactamente donde merece.
Sin embargo, según avanzaba en la lectura del artículo, tenía la sensación de haberme 
perdido algún párrafo o de no terminar de entender por dónde iban los tiros.
Los autores, tras hablar de lo que ha implicado a su parecer la adopción de la denominada 
RSC- y especifican, "vieja concepción de la RSC"-por parte de las empresas, atribuyen a dos
 circunstancias concretas (la crisis financiera global y la revolución tecnológica y de las redes 
sociales) el inicio de un cambio de orientación, a mejor, en la responsabilidad empresarial, 
eliminando del término RSC  la palabra" social" y añadiendo el adjetivo "inteligente" . Este 
nuevo concepto quedaría por tanto así. RCI  (Responsabilidad Corporativa Inteligente).

Sigo leyendo, y especifican: "Ambos desarrollos están orientando a la RSC en una dirección 
más orgánica y estratégica, convirtiéndola en una forma ampliada de “responsabilidad 
corporativa” (RC), a secas, de cumplimiento estricto de las obligaciones normativas y 
éticas que conlleva la actividad ordinaria de las empresas. Este enfoque de la RC es a la 
vez básico e innovador, al incluir la dimensión ética, y será mejor para las empresas, para 
sus comunidades de intereses y para la sociedad".
Sinceramente, a través de estas palabras, no veo la diferencia transformadora entre la RSC 
la RCI. Es más, no veo diferencia alguna, así que sigo mi lectura por si consigo saber 
porqué esta es inteligente y la otra no... y lo encuentro. Cito textualmente:
"Esta variedad de RC es inteligente porque surge de la expresa voluntad de los gestores 
empresariales como una respuesta competitiva y anticipada a las demandas del mercado, 
al tiempo que refuerza mutuamente a las empresas y sus comunidades de intereses, 
retroalimentando su núcleo de negocio y generando más ingresos, más beneficios y más 
crecimiento".
A mi que me perdonen, pero sigo sin tenerlo claro. A continuación, el texto detalla con qué 
elementos identificativos tiene exactamente que ver la RCI, y se enumeran los siguientes: la 
RCI tiene que ver con empatizar con tu comunidad de intereses, con bienes y servicios 
producidos en condiciones de competencia, con una gestión inteligente del riesgo, con una 
gestión agresiva y honesta de la reputación de la empresa, con un liderazgo que rinda
 cuentas sin que se le obligue a ello, con una estrategia sostenible a largo plazo… y yo me 
pregunto:  ¿y con qué tiene que ver la RSC?.
Para los autores, la RSC ha resultado ser un fiasco. Y sin embargo, la RCI se presenta como
 algo básico e innovador.
No entiendo porqué la RCI está exenta de cultivar el amiguismo, el abuso de la posición de 
mercado y el incumplimiento de las normas, acciones que atribuyen a la "irresponsabilidad 
corporativa" de la vieja RSC. Parece quela empresa que decida designar a lo que hace "RSC" 
tiene potestad para llevar a cabo las mencionadas actuaciones, mientras que quien se 
decante por denominar con las siglas "RCI" a su estrategia de responsabilidad corporativa, 
queda automáticamente exento de caer en este tipo actos.
Termino estas líneas manteniendo la duda de si he sabido entender lo que trataban de hacer 
llegar a través de este artículo Herce y Bonime-Blanc. En mi opinión, es sólo un cambio en la 
terminología (otro más) y en ningún caso un nuevo enfoque sobre la responsabilidad 
empresarial.  Si creemos que cambiando las siglas vamos a llegar al objetivo y evitar las 
posibles desviaciones que se han podido producir en el desarrollo de la RSC, estamos 
equivocados. El objetivo real pasa por  superar el conflicto terminológico asociado a la 
responsabilidad social  para llegar a una práctica real por parte de las empresas, tenga o no 
iniciales, y sean o no éstas inteligentes.

Fuente: 
http://www.diarioresponsable.com/portada/destacados/17497-rci-o-un-nuevo-termino-para-definir-lo-mismo.html

FAMATEAM.RSE

Consultoria integral de RSE y RRPP

Publicar un comentario