6 de agosto de 2012

De la responsabilidad social a la ciudadanía empresaria


Especialistas coincidieron en vincular a la RSE con la gestión empresarial cotidiana. Remarcaron que los objetivos económicos no pueden estar reñidos con la sustentabilidad social.

            

                           

La gestión responsable orientada a la sustentabilidad como estrategia de competitividad empresarial fue el tema con el cual el Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (Iarse) convocó a la II Jornada de Responsabilidad Social Empresaria del Centro del País, que se realizó el jueves en el hotel Interplaza de Córdoba.
El evento se propuso como un encuentro para que empresarios, ejecutivos y referentes compartieran su experiencia en la materia de responsabilidad social y cómo este tema puede integrar la estrategia de negocio.
El objetivo principal de la jornada fue capacitar y sensibilizar al empresariado cordobés acerca de la importancia de gestionar sus negocios bajo criterios de cuádruple creación de valor: económico, social, ambiental y ético. En ese eje convergieron varios expositores, empezando por Luis Ulla, director ejecutivo del Iarse, quien abrió el evento y disertó sobre “Gestión responsable orientada a la sustentabilidad”.
Ulla destacó que este año el Iarse cumple una década, y que haber nacido después de una de las peores crisis del país permite apreciar cómo cambió el enfoque acerca de la responsabilidad social empresaria (RSE): “En 2002, la RSE era entendida como filantropía, como acciones extraordinarias de las empresas, no ligadas a su negocio. Era entendible: ante la crisis, se imponía el concepto de solidaridad”. “Hoy, en cambio, la RSE se vincula con la gestión, con decisiones y conductas cotidianas de la empresa, y se ha transformado en un concepto medible, tangible y comunicable”, afirmó el directivo.
Ante un auditorio colmado, Ulla se remontó a William Shakespeare para plantear la importancia de la accountability , en el sentido de rendición de cuentas que organizaciones y empresas deben hacer por el lugar y la importancia que ocupan. Además, repasó algunos aspectos de la norma ISO 26000 referida a la responsabilidad social (RS), y destacó que llevó tiempo consensuar una definición en la cual se la menciona como “la disposición voluntaria de las organizaciones de incorporar consideraciones sociales y ambientales en su toma de decisiones”.
El titular del Iarse enfatizó que la ISO 26000 da cuenta de una co-evolución, ya que se refiere a la responsabilidad social a secas, incorporando, además de la RSE, a la responsabilidad social del Gobierno y a la de las organizaciones civiles.
“En ese marco, las empresas deben asumirse como ciudadanos; entre ellas, el Gobierno y las organizaciones civiles debe haber exigencias y reconocimientos mutuos”, apuntó Ulla.
Así, la RSE hoy se refleja en la búsqueda de resultados que suponen balances y valores múltiples compartidos entre empresa y sociedad. “Parafraseando a Michael Porter, una sociedad sana necesita empresas exitosas, y viceversa. La gestión responsable orientada a la sustentabilidad implica satisfacer las necesidades de la presente generación sin comprometer a las siguientes”, afirmó.
Ulla también destacó el rol que juegan los consumidores, eligiendo productos no sólo en función de su calidad y precio sino también evaluando el impacto social y ambiental y la conducta de las empresas que los elaboran.
“La creación de valor social no compite con los objetivos económicos: una mejor relación entre ambos procura un mayor beneficio integral. El modo en que se hacen las cosas es fundamental, pues, como dijo Phill Rudolph, la RSE tiene que ver con el modo en que las empresas ganan su dinero”, subrayó.


Fuente: http://www.lavoz.com.ar/cordoba/responsabilidad-social-ciudadania-empresaria



FAMATEAM.RSE
Consultoria integral de RSE y RRPP


Publicar un comentario