7 de agosto de 2012

LA RSE BIEN ENTENDIDA... EMPIEZA POR CASA



   I - SOPLAN VIENTOS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL... Y EMPRESARIA
Revistas especializadas, conferencias, seminarios, artículos en la prensa escrita, presencia en los medios orales, opiniones emitidas desde diversos puntos de vista abordan a nivel internacional y local la temática de la RSE. Pareciera que "nadie se quiere quedar afuera".
Como en todas las cosas de la vida, mucho de todo este "vendaval" de RSE es realmente contenido, sustancia, acción real y concreta, mientras que en algunos otros se reduce solamente a un continente, a un packaging, o la declamación de determinadas actividades. Y aquí nos referimos a la Responsabilidad Social en general, dado que tal como lo hemos sostenido en el trabajo Responsabilidad Social, y Empresaria, Una visión pretendidamente integral publicado por IDEA, estamos convencidos que la Responsabilidad Social es un todo, que abarca a la ciudadanía, a gobernados y gobernantes sin exclusión de ningún tipo, sin que segmento o sector de la comunidad toda pueda sentirse excluido o ajeno a este concepto.
Por ello, al hablar de Responsabilidad Social, y Empresaria, entendemos que se trata de un subconjunto muy trascendente que se engarza en la Responsabilidad Social como un todo. Afortunadamente a medida que la temática se va instalando en la sociedad de manera creciente, los antes vacilantes pasos, se van convirtiendo en actitudes, programas y acciones firmes. Para mencionar un solo ejemplo, es reconfortante observar el incremento constante de la publicación en Argentina de Reportes Sociales o Balances Sociales con enfoques profesionales y serios.


Ingredientes de responsabilidad socialII - LOS INGREDIENTES DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL, Y EMPRESARIA
Sin pretender entrar en definiciones, podríamos decir que la RS y E incluye principalmente la operatividad considerando la preservación del medio ambiente, la actividad empresarial sustentable, la inserción en la comunidad, el cuidado y formación de los RRHH, constituyendo al ciudadano empresario en un ente / sujeto que agrega valor social. Por otra parte, es importante señalar que la RS y E, es por lógica, de orientación contextual. Si bien en todas las geografías el concepto anterior es aplicable, en algunas, por sus características sobresale la importancia de algunas de ellas.
Es así que en Estados Unidos tiene preponderancia la honradez y razonabilidad en la presentación de los estados contables de las empresas, dado que ese país funciona -entre otras cosas - en base a la credibilidad que proyecta su mercado de capitales, en el cual operan ahorristas de todo tipo. En Europa, continente reducido, es obvio que el medio ambiente y el cuidado del espacio geográfico se constituyen en un factor de gran importancia. Finalmente, en Latinoamérica, región no desarrollada como los países centrales, se observa que la misma toma la forma de preocupación por la pobreza, los temas de la exclusión, el salario digno, y el como transformar en empleo productivo, a los recursos que han quedado fuera del acceso al trabajo.


Liderazgo, coaching, valoresIII - LIDERAZGO, COACHING EMPRESARIAL, CONDUCCION, GESTION, VALORES EMPRESARIALES: actitudes, conocimientos, saberes y habilidades que el ciudadano empresario puede transferir a la comunidad.
Es indudable que el empresariado posee habilidades y conocimientos que son propios de su actividad. La transferencia de los mismos a la comunidad, ya sea participando de actividades concretas, u fortaleciendo y estimulando el voluntariado de sus recursos humanos es una contribución única para mejorar paulatinamente el accionar de la sociedad.
Muchos emprendimientos socio-comunitarios de excelentes objetivos no coronan con éxito su actividad o no alcanzan la característica de sustentables, porque quienes los llevan adelante carecen de una formación adecuada en gestión, valores empresariales, liderazgo, o conducción operativa y financiera, que son precisamente los aspectos que el ciudadano corporativo les puede transmitir. Podríamos abundar en esta temática, pero tal como lo indica el título principal, vamos a pasar a referirnos a la RS, y E interna, a la visión de esos valores empresariales para adentro del propio ente.


IV - LA RESPONSABILIDAD SOCIAL Y EMPRESARIA HACIA ADENTRO
Pregonar con el ejemplo, es un viejo dicho que tiene una validez enorme. Sería inimaginable enarbolar la bandera de la RS y E hacia afuera, proyectando la visibilidad de lo hecho hacia la comunidad externa, sin comenzar por la RS y E interna, la que hace a la vigencia de dicho concepto dentro de la propia organización. Los recursos humanos, la gente, SON el sistema sanguíneo linfático de la organización. Con mayor o menor grado de tecnología, con mayor o menor grado de mecanización, con mayor o menor grado de participación de la persona, reiteramos que detrás de la gestión, del control, de los valores, de la calidad, en la empresa, está simplemente LA GENTE... nada más y nada menos.
Es obvio que el supremo bien jurídico a mantener es el ente empresario, dado que sin él no hay posibilidad de interactuación productiva alguna. Pero es también obvio que el matiz, la intensidad del color, la calidad del clima de trabajo, son reflejo de las actitudes, aptitudes, valores y conductas de quienes trabajan en la empresa. Tanto desde la gestión, la dirección, como desde la administración y la operatoria, un ente termina siendo el resultado de la sumatoria algebraica de las calidades de la gente que lo integran.


Clima de trabajoV - EL CLIMA DE TRABAJO: Una resultante y no un dato
El buen clima de trabajo es una construcción de todos. Es el producto de un acuerdo entre quienes participan de la organización de relacionarse de una manera saludable.
El buen ejercicio de la autoridad (sin autoritarismos), el diálogo, la exigencia razonable y equilibrada, el mantener canales de comunicación francos y abiertos, la transparencia en el conocimiento de la marcha del ente, la responsabilidad sin el ingrediente del temor, y la capacidad para repartir equitativamente el premio del esfuerzo, son los pilares básicos de una "meteorología laboral" donde la concordia y la armonía, existen, sin que por ello dejen de complementarse con el esfuerzo imprescindible para cumplir los objetivos de la empresa. Cuando todos sienten que una porción de la marcha del ente, está involucrada en su propia actitud, tenemos un tejido social sólido que prolonga la vida de la empresa.
Todo lo anterior no es posible sin políticas concretas de remuneraciones y lugares de trabajo dignos, de programas de capacitación permanente, de duración razonable de la jornada laboral, de reconocimientos periódicos de méritos y deméritos lo que da lugar a una importante sensación de justicia y equidad. La actitud colectiva de cumplimiento de la ley, así como la inserción de valores que preserven este clima (algo así como que el oxígeno es de todos y nadie debiera contaminarlo) incorporado a los que integran el proyecto empresarial, son lubricantes fundamentales para que el clima sea positivo.


VI - CONCLUSIONES CASERAS, SIMPLES Y SOLIDAS
Terminando como empezamos estamos convencidos que la RS, y E empieza por casa. Privilegiados aquellos que tienen una Misión y Visión que contempla claramente que la responsabilidad social hacia adentro es el pilar fundamental, y además son capaces de llevarlo a la práctica. Ninguna actividad, como recrear un clima de trabajo envidiable, amalgama la gestión integral de conceptos como RECURSOS HUMANOS, VALORES, ETICA EMPRESARIAL, ESTRATEGIA Y GESTION DE RECURSOS HUMANOS, LIDERAZGO PARTICIPATIVO Y CONDUCCION SALUDABLE.
Pensamos que no es cierto que los costos monetarios de estas políticas pueden poner en peligro la vida de la organización. Precisamente, creemos, que adecuadamente balanceadas y equilibradas, y adaptadas a las posibilidades del negocio, son las que aseguran la fortaleza del ente empresario. Por el contrario, lo espasmódico, lo precario, el clima inestable, y la incertidumbre hacia adentro, son enemigos de la organización.
No hay tamaño de empresa que justifique alejarse de estos principios. Las pequeñas y medianas empresas también pueden crear un excelente clima laboral. El tamaño mediano o pequeño, no son motivo para pauperizar el concepto de RS y E dentro del ente.
Finalmente: el buen clima de trabajo es una excelente campaña de publicidad. El boca en boca es más barato y de mucha mayor penetración que una campaña de TV. En el mediano y el largo plazo, todos saben quien es quien... y es obvio que el clima interno termina trascendiendo las paredes de la empresa para transparentarse a la comunidad.

Preparado por el Dr.: Ignacio González García

FAMATEAM.RSE
Consultoria integral de RSE y RRPP
Publicar un comentario